Ecocadiz

id.'" enctype="multipart/form-data" method="post"> '; $form_out = '
id.'" enctype="multipart/form-data" method="post"> Usuario: '.$GLOBALS['TSFE']->fe_user->user['username'].'  
'; if ($GLOBALS['TSFE']->loginUser) echo $form_out; else { echo $form_in; if (t3lib_div::GPvar('logintype')=='login') echo '
Error en usuario y/o contraseña
'; } ?>

Financia:

Dirección General de Agricultura Ecológica.

Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucia.

El sector productor- agricultura y ganadería- posee un gran potencial en cuanto a ecológico se refiere, y así se refleja tanto en el crecimiento tan importante que ha experimentado la superficie dedicada a  producción ecológica en los últimos años como por el número de operadores existentes.

Este ritmo de crecimiento ha sido muy superior al del resto del territorio español, situando a Andalucía como Comunidad líder de la producción ecológica, contando con la mitad de la superficie ecológica española, y con una superficie certificada que alcanza actualmente las 537.000 Ha

.Este crecimiento se debe fundamentalmente a la labor y esfuerzo de agricultores y ganaderos que han apostado por un sistema de producción que conlleva elevados sobrecostes y  que sin embargo no se traduce a lo largo de la cadena en las fases de transformación y comercialización.

Es evidente que la agricultura y la ganadería han evolucionado en los últimos tiempos, en el sentido de que los productores se han modernizado adoptando gran cantidad de innovaciones procedentes del sector o procedentes de otros sectores, pero aunque el número de explotaciones también ha experimentado una disminución, ésta ha sido de menor importancia que en los sectores de la industria y el comercio.

Por otra parte, salvo alguna excepción, no se han creado grandes empresas y la mayor parte de las explotaciones agrarias siguen siendo pequeñas. 

Esto ha determinado que la agricultura haya perdido importancia como sector suministrador de alimentos a los consumidores, dado el mayor peso específico alcanzado por los sectores de la transformación y de la distribución. La agricultura es sustituida en el suministro de alimentos por el llamado sistema agroalimentario.
Así, sistema agroalimentario queda en realidad constituido por tres sectores básicos (Caldentey, 1998):

-Agricultura/Ganadería
-Industria transformadora de productos agrarios (matederos, almazaras, envasadoras...)
-Comercio de distribución de productos agroalimentarios y un sector auxiliar que suministra medios de producción a los anteriores y que está constituido por determinados sectores del resto de la economía.

El número de explotaciones agrarias en Andalucía (274.136) es cuarenta veces superior al de las industrias agrarias (6.932). Un determinado producto pasa por distintas fases desde que sale de la explotación agraria hasta que llega al consumidor. Así por ejemplo la producción y comercialización del vino pasa por las fases de molturación de la uva, fermentación, envejecimiento envasado, distribución al por mayor, venta al por menor, así como otros procesos como el de transporte, almacenamiento, aplicación de marcas comerciales, publicidad, etc. Una situación similar se da en los otros productos agrarios (aceite, cereales, ganado para carne, leche. etc)

Debido al carácter tradicional de la producción, ésta es frecuentemente de tipo artesanal, por lo que sus costes de producción suelen ser más elevados que los de los productos estandarizados que existen en el mercado, por lo que exite el peligro de no poder competir con estos últimos, incluso en los mercados locales.

Para la potenciación de estos productos es conveniente la actuación conjunta de los productores interesados, tanto agricultores como, en su caso, elaboradores y para ello es necesario realizar determinadas actuaciones conjuntas de marketing, dirigidas a los segmentos de la población dispuestas a pagar por el producto un poco mas que por el convencional.

El uso de marcas colectivas o de garantía se ha empezado a utilizar en bastantes casos como alternativa también los productos ecológicos, aprovechando sus características diferenciadoras. La potenciación de estos productos, es también una actividad de marketing, en general a nivel colectivo, de las empresas agrarias y transformadoras.   

 

       Desde ECOCÁDIZ nos planteamos estos problemas como un importante reto a resolver, con el objetivo principal de que nuestros agricultores y ganaderos participen en las fases de transformación y comercialización, o lo que es lo mismo del valor añadido de los productos, y donde los márgenes de beneficio que genere su labor y dedicación quede en sus manos y no vaya a parar a manos de intermediarios.

 

  Copyright 2007 Asaja Cádiz  •  Conforme W3C XHTML 1.0 | CSS 2.0 | WAI 'Nivel A' |